REFRIGERACIÓN / TRANSFORMACIÓN GENERAL DE ALIMENTOS

Grevenbrock

Todo empezó con una panadería local que necesitaba una solución de refrigeración temporal. Como construir un espacio nuevo no era una posibilidad viable, un contenedor de transporte cuadrado, práctico y funcional fue la mejor opción. Hubert Grevenbrock, especialista en tecnología de refrigeración con sede en la ciudad de Velen (Münsterland) en Renania del Norte-Westfalia, cogió un contenedor, instaló la tecnología de refrigeración de alta calidad de Kelvion, aisló las cajas de acero normalizadas, las envolvió en acero inoxidable y colocó líneas eléctricas y tuberías de agua Y listo. Había nacido el "refrigerador" autónomo. A continuación, se transportaba a las instalaciones del cliente en un camión de plataforma. Una vez entregado, solo se tardaba unos minutos en ponerlo en funcionamiento. Lo que se diseñó en un principio como una solución temporal, se mejoró y ahora se ha convertido en un punto de venta único para Grevenbrock Kältetechnik GmbH & Co. KG.

Un contenedor estándar tiene un ancho exterior de 2,5 metros. En el pasado, esta era la única dimensión del contenedor que era restrictiva. Las longitudes estándar de tres, seis y doce metros se podían reducir según las necesidades gracias a la tecnología moderna de corte de metal. Pero ahora los anchos restrictivos ya no son un problema. Porque, mientras tanto, Grevenbrock puede unir hasta tres contenedores, uno junto al otro, y ampliar el ancho hasta 7,5 metros para conseguir un tamaño XXL. Cualquier tamaño mayor sería imposible de transportar con un camión de plataforma. El plano de planta interior, así como el equipo de refrigeración se pueden configurar de forma personalizada. Los clientes también pueden especificar el número y el estilo de las puertas. “No hay dos contenedores iguales”, dice Grevenbrock, quien cada año construye 50 contenedores refrigerados con un diseño personalizado, y así lo ha hecho durante décadas.

El noventa por ciento de sus clientes son panaderías con requisitos de refrigeración específicos. Las masas son un producto delicado que se puede secar muy rápidamente y formar una capa si la temperatura no es adecuada, lo que echa a perder la masa. Fue el padre de Hubert Grevenbrock quien fundó en 1974 la empresa Grevenbrock Kältetechnik y esta se encuentra entre las pocas empresas del mercado que diseñan y construyen plantas de refrigeración para panaderías. Hubert Grevenbrock solo hizo que transferir sus conocimientos sobre cómo dirigir el aire frío al diseño de contenedores para garantizar que el aire fluya alrededor de los estantes del horno que sostienen las porciones de masa. Funciona de este modo: Los aero enfriadores de techo de la gama Kelvion DE Professional soplan el aire frío a través de una cámara suspendida hacia el extremo opuesto del contenedor. Las placas deflectoras dirigen el flujo de aire principal hacia el suelo, donde se descarga. A pesar de la poca diferencia de temperatura en el evaporador, la gran superficie y la salida de aire del aero enfriador de techo DE producen una humedad del aire controlada y continua, lo que mantiene la humedad de la masa. Sencillamente genial.

Entretanto, los contenedores refrigerados de Münsterland se utilizan también en otros sectores, como la refrigeración de bebidas en los numerosos estadios de fútbol de los principales equipos de la Bundesliga (Dortmund, Stuttgart, Schalke, Kaiserslautern o Bochum) o la refrigeración de plasma sanguíneo en hospitales universitarios. No obstante, la mayoría de los clientes de la empresa son y seguirán siendo panaderías en expansión que necesitan espacios refrigerados fuera de sus instalaciones. Un mismo contenedor estándar se puede subdividir en una celda refrigerada, un interruptor de fermentación y una cámara de congelación, para completar así la cadena de refrigeración. Varios contenedores situados uno junto al otro se pueden encender o apagar por separado o se pueden utilizar según sea necesario durante picos de producción, por ejemplo. Esto ahorra costes de energía pero mantiene la inversión en tecnología de refrigeración en un nivel razonable. 

“Quienes necesiten más espacio de refrigeración pueden simplemente añadir contenedores en lugar de construir un edificio nuevo o añadir espacio a un edificio existente para ajustarse al crecimiento”, explica Grevenbrock. Es una consideración importante, pero no es la única ventaja. Los contenedores de refrigeración se pueden instalar en cualquier momento si, por ejemplo, hay que ampliar el espacio de producción, mientras que un almacén frigorífico permanente debe construirse. Por otro lado, cada contenedor es autosuficiente en términos de tecnología de refrigeración. Si un contenedor falla, el otro sigue funcionando correctamente. Esto crea redundancias que garantizan la fiabilidad de la producción. 

Los especialistas de Grevenbrock en la sede central de la empresa en Velen-Ramsdorf ensamblan los componentes e instalan el contenedor estándar para crear un gran almacén frigorífico. Todo el contenedor se construye en las naves de producción de la empresa, lo que supone la instalación de paneles de suelo soldados biselados en forma de cuba de acero inoxidable de 4 mm de grosor; de placas deflectoras de aire de acero V2A que dirigen el aire frío hacia el suelo; del equipo de refrigeración y el evaporador Kelvion. También supone la instalación de puertas correderas seleccionadas de forma personalizada, puertas de doble hoja o estándar con tope en el lado izquierdo o en el derecho, la iluminación interior y todo el trabajo eléctrico. 

Los contenedores refrigerados no solo tienen una gran demanda en Alemania, sino también en otros lugares de Europa, desde Chipre hasta Noruega. Hay áreas de aplicación muy diversas. Los contenedores de Grevenbrock también se pueden equipar como cámaras frigoríficas normales, para productos lácteos con control del clima, como túneles de congelación o almacenamiento en frío, interruptores de fermentación automáticos o semiautomáticos y túneles de congelación al vacío. Para una gama de opciones tan amplia, no solo el acabado es un factor decisivo, sino también la calidad de los componentes.

Para Grevenbrock, no hay otra alternativa al uso de equipos de refrigeración de alta calidad y evaporadores de Kelvion de la línea de productos Küba. “La fiabilidad es un aspecto indispensable, especialmente para los evaporadores. La clase SG de Kelvion ha puesto el nivel muy alto. Instalamos evaporadores Kelvion porque son lo mejor”, añade Grevenbrock. De lo contrario, no podría ofrecer una garantía de 60 meses con total tranquilidad. Los contenedores tienen una vida útil de entre 25 y 30 años, estima Grevenbrock, quien presentó dos contenedores equipados con evaporadores Kelvion DEBE 083-D en la feria comercial “Südback” de Stuttgart en 2017. Los contenedores funcionan con el nuevo refrigerante 449 A.

Hace dos años, Grevenbrock presentó su nueva creación de contenedor para clientes de productos de panadería: un autoservicio de panadería como una unidad móvil con baños para los empleados y los clientes e, incluso, una cafetería. Esta nueva unidad móvil es el resultado de la constante mejora de las celdas de refrigeración de los contenedores y del equipamiento con cristales panorámicos retráctiles hechos de cristal de seguridad. “Construimos el autoservicio de panadería según las especificaciones del cliente y la entregamos llave en mano en el lugar deseado. Son unidades totalmente autónomas que solo necesitan energía, agua y una conexión al sistema de alcantarillado. Y si resulta que la ubicación en cuestión no es adecuada, los operarios pueden montar la panadería móvil sobre un camión y trasladarla a una ubicación mejor”, comenta Grevenbrock al describir otro de las ventajas inmejorables.

"Instalamos evaporadores Kelvion porque son lo mejor”.

Hubert Grevenbrock, especialista en tecnología de refrigeración.

Póngase en contacto con nosotros

Kelvion Holding GmbHPlease feel free to send us your questions!
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia en nuestra web. Al visitar www.kelvion.com, acepta el uso de cookies.